martes, 28 de marzo de 2017

Amigos inseparables (Capítulo 3)

Durante tres años que para sorpresa de Selene pasaban más lento que lo que se podía observar en la luna, la princesa estuvo aprendiendo todo acerca de la magia y para fortuna de todos ella aprendía rápidamente, cuando la llevó a Ollivanders a elegir su varita, dicho objeto salió de su caja en el momento en que ella entró al local, pegándole en la frente y provocándole un pequeño enrojecimiento, no tuvieron que hacer pruebas, simplemente la pagaron y se fueron, el Ministro de Magia le enseñó todo lo que sabía, pues a pesar de que no era el mago más poderoso de la Tierra, era un mago bastante reconocido por la comunidad mágica.

De la misma forma, le narraron muchas historias de la magia, entre ellos los colegios que había en todas las partes del mundo, el que más le intrigó fue el castillo de Hogwarts que tenía relativamente cerca, la leyenda de Harry Potter y todo lo que había hecho le causaba mucha curiosidad, a tal grado que en ves de estar "estudiando en casa" quería asistir al colegio, pero las órdenes de su padre era mantenerla parcialmente alejada del mundo hasta que se integrara completamente a las costumbre terranas, pero esto no impedía que pudiera salir de excursión, así que el Ministro llevaba a Selene como si fuera su hija, a Honeydukes cuando los alumnos de Hogwarts también salía de excursión, así ella podía ver de lejos el castillo y a la vez hacer amigos en periodos cortos.

Durante esos años, conoció a dos alumnos que pertenecían a la casa de Gryffindor, Ely y Kin, eran dos chicos muy peculiares y traviesos, siempre le llevaban apuntes y libros a Selene para que ella pudiera ver que era lo que enseñaban en Hogwarts, a Ely y a Kin les gustaba ver como Selene desorbitaba los ojos leyendo todo mientras bebía una cerveza de mantequilla, era como una aspiradora succionando el polvo, todo se lo aprendía en un rato y todavía le quedaba tiempo para poder conversar con ellos.

El ministro de magia le había dicho a Selene que no dijera su verdadera naturaleza, pero ella lo ignoró y le contaba todo a sus dos mejores amigos, lo que ellos lejos de no creerle quedaban impactados con cada historia que la princesa les contaba.

De esta forma pasaron tres años formidables para Luna, al término de esos tres años, Ely y Kin se graduaron de Hogwarts y se incorporaron a la vida mágica laboral, mientras Kin se iba al Ministerio a trabajar con los aurores, Ely se había quedado en Hogwarts para dar clases de Defensa contra las Artes Oscuras, mientras Selene ya había adquirido todos los conocimientos necesarios, no sabía que tenía que hacer, puesto que ella quería seguir los pasos de sus mejores amigos

.... ¬¬ no copies.... ¬¬

viernes, 24 de marzo de 2017

La llegada de la princesa a la tierra (Capítulo 2)

Selene llegó a la tierra con su forma terrenal, era una chica que fácilmente podrá tener quince años, su piel era blanca como la nieve pero tenía un leve resplandor que la hacía ver misteriosa, sus ojos eran azules con toques verdes en el centro, su cabello era largo y rizado de un color rosa que la hacía ver distinta a las demás personas, dividiendo su cabello portaba una tiara plateada con cristales más finos de la luna, tenía puesto un largo vestido blanco que escondía sus piez descalzos.

Cuando Selene pudo enfocar su vista, se dio cuenta que no estaba en la parte de la tierra que ella había observado por milenios, estaba en un callejón vacío en Londres, frente a ella se encontraba una cabina telefónica y a su lado derecho pudo observar que una silueta humana se acercaba cada vez más, cuando por fin estuvo cerca de Selene, ella pudo observar a un hombre mayor envuelto en una túnica larga que le cubría hasta los pies, no era muy alto pero tampoco Selene era de estatura destacada, la barriga del señor se tambaleó hacia adelante cuando este hizo una reverencia ante ella, dejando entre visto la calva del gracioso hombre, cuando se enderezó una voz grave surgió de su pecho, algo que Selene no se esperaba.

"Princesa Selene, realeza de la Luna, digna heredera al trono, he venido a recibirla para guiarla en esta nueva travesía que usted emprenderá desde hoy... Disculpe por no recibirla como merece, pero sus padres me comunicaron de su decisión de una forma muy precipitada", el hombre se sonrojó y empezó a juguetear con su capa, Selene quedó asombrada, eso quería decir que sus padres se comunicaban con la gente de la Tierra, antes de que ella pudiera hacer alguna pregunta, el señor continuó, "No es como si todos los de la Tierra conozcan de su existencia... Déjeme presentarme primero, soy Arturus Rogan, soy ministro de magia en Inglaterra, nosotros los magos nos comunicamos regularmente con sus padres para aprender de la magia que ellos poseen", Selene no podía dar crédito a lo que escuchaba, eso quería decir que los reyes de la Luna sabían magia y en sus dos mil años de existencia, jamás se había dado cuenta, Arturus siguió imperturbable, "Toda la magia que existe aquí en la tierra lo hemos aprendido de la Luna señorita, y sus padres me han encomendado que le enseñe todo lo que nos han enseñado ellos para que usted regrese a la luna con todo el poder mágico que necesita para reinar".

A Selene no le importaba mucho la situación de reinar, quería saber lo que sus padres le tenían oculto, así que el ministro de magia se llevo a Selene a una mansión que el Ministro de Magia había adquirido para que la princesa pudiera vivir sin ninguna carencia, esto a Selene le incomodaba porque quería vivir la vida real del humano, los humanos que ella había observado vivían en casas pequeñas con trabajos rutinarios en los que se les iban sus menos de cien años que tenían disponibles para vivir, pero este mundo mágico al que había accedido igualmente se le hacía interesante.




.... ¬¬ no copies.... ¬¬

martes, 21 de marzo de 2017

La princesa de la Luna (Cap 1)

Capítulo 1

Hubo una vez un reino en la luna, dirigido por su Rey y Reina de avanzada edad, las criaturas que habitaban la luna tenían forma humana pero su vida era longeva, podían vivir hasta diez mil años, siempre y cuando llevaran una vida saludable, los reyes ya tenían cinco mil años cuando comenzaron a preocuparse por tener descendencia heredera, pero tuvieron que pasar mil años más para poder procrear; la tradición era heredar el reinado a un hijo varón, pero para sorpresa de ellos, la primogénita resultó ser mujer.

Para poder heredar el reino el hijo debía cumplir dos mil años de edad, así que los primeros dos mil años de la princesa Selene fueron de dicha y prosperidad, todo su pueblo la adoraba, la luz que irradiaba de ella, le brindaba felicidad y paz a las personas que la rodeaban, cuando por fin la princesa cumplió dos mil años, sus padres le revelaron la forma en como se gobernaba el reino

Al principio Selene creyó que sus padres eran los únicos que tomaban las decisiones de la Luna y que nadie podía refutarlos, pero la verdad no era así, su padre le explicó:

"Hace cientos de miles de años, los reyes eran la única autoridad, pero desde que en la tierra se formaron los primeros reinos humanos, nos dimos cuenta de todas las guerras que se provocaban, así que nuestros padres decidieron formar un grupo de sabios que hablarían por el pueblo y ayudarían a los reyes a tomar decisiones, así se tomaría en cuenta a todos"

Los sabios se conformaban por cinco personas de siete mil años de edad, y eran personas que habían vivido toda su juventud en el pueblo, y durante toda su madurez habían estudiado muchos campos de sabiduría, sabían toda la historia de la luna y los planetas del sistema solar.

La princesa pasó varios meses aprendiendo todo lo que tenía que saber para poder heredar el reino, en la luna no era forzoso casarse para ser Rey o Reyna, el matrimonio venía con el tiempo siempre y cuando el Rey o Reyna se comprometiera a procrear en un futuro para continuar con el legado de los reyes.

Cada noche, Selene observaba la tierra, le causaba mucha curiosidad la vida tan corta que tenían los humanos, su esperanza de vida no llegaba ni a los cien años, cuando ella tenía diez mil para disfrutar, siempre se comparaba con los humanos, y viendo el desarrollo de sus cuerpos, ella calculaba quue bien se podría hacer pasar por una mujer de diez y ocho años en la tierra, esto le provocaban muchas ganas de visitar la tierra para conocerlos mejor.

Viendo tan cercana la fecha de su coronación, Selene se decidió y habló con sus padres, era una noche tranquila y cálida, la luna tenía un brillo misterioso, como si ocultara algo detrás de ella, Selene se acercó a sus padres y dijo:

"Padre... Madre... ustedes saben perfectamente de la fascinación que tengo por los humanos, y me gustaría que me brindaran la oportunidad de vivir entre ellos unos años... antes de recibir el reino, me gustaría poder conocer más a los humanos".

Los padres de Selene se sorprendieron ante tal revelación, pero a también sintieron ternura por su hija, por que a pesar de todo lo malo que se vivía en la tierra, ella quería convivir con ellos y ayudarlos a mejorar, así que los reyes aceptaron su petición, finalmente a ellos todavía les quedaba suficiente vida por delante para seguir reinando en armonía como lo habían hecho hasta el momento.

Aún así los sabios prepararon a Selene para que ella tuviera conocimiento de todo lo necesario acerca de la tierra, cuando por fin Selene descendió de la Luna para empezar su vida terrenal, en la tierra corría el año 2008.



.... ¬¬ no copies.... ¬¬

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Carta a Santa Claus 2016

Este año si habrá carta porque afortunadamente logré salir un poquito, aunque sea asomarme de toda esa porquería en la que estoy sumergida, esas enfermedades que no me dejan respirar ni sentirme estable (literal) , la verdad no me he portado como otros años, solía ser una buena persona pero después de todo lo que ha pasado ya no soy ni la mitad de lo que era antes, así que lo único que puedo pedir es... piedad.

* Quiero el amplificador para mi bajo eléctrico, su base y todos los accesorios que le pueda conseguir.
* Quiero unirme de nuevo a una banda de Rock <3 p="">
* También me gustaría terminar de amueblar la casa xD
* Si este año llegara haber cambios que no me convengan en el trabajo, quisiera un trabajo... de preferencia en Queretaro... quiero estar cerca de mi familia y amigos
* Quieroo viajar mucho, quiero ir a playas mas que nada.
* Quiero vivir tranquila, ya no tengo la misma fuerza para pasármela enojada.
* No quisiera pero ya tengo que cambiar de celular, mi pobre carcacha ya no da para mucho xD
* Que la gente no se me acerque, a menos que sea para algo bueno, que sean amistades verdaderas.
* Quiero cerrar ciclos, averiguar la verdad de muchas cosas de una vez por todas en ves de estar con dudas.
* Probablemente sea a muuuy largo plazo pero me urge un coche :( ME PUDRE QUE ME QUITEN MI TIEMPOOO!!!!!


No se me ocurren muchas cosas, lo único que realmente me interesa es  que se me quite estas enfermedades que me tienen estancada que no puedo ni moverme en muchos sentidos.... realmente solo quiero eso...



.... ¬¬ no copies.... ¬¬