sábado, 9 de mayo de 2009

La Princesa de la Luna. Capitulo 1

Capítulo 1. El sueño de la Princesa de la Luna

Érase una vez la luna, territorio de inmenso brillo plateado, construcciones de cristal que se elevaban en el cielo Lunar.
La Reina Serenidad, soberana de aquel Imperio de Plata vivía feliz rodeada de súbditos que la veneraban, pero la luz de sus hermosos ojos azules era su hija Serenity, la princesa de la luna que era tan hermosa como ella, tenía esa dulce mirada azul como los océanos de la tierra, la hermosa tierra que cada noche Serenity veía desde el su balcón, una esfera azul donde jamás había estado y ansiaba el poder visitar, a pesar que vivía segura en el Reino Lunar, la princesa quería ver algo distinto de esa luz plateada que mantenía alejado el mal.

La princesa Serenity una joven ojiazul poseedora de envidiable belleza, era cortejada por innumerables caballeros de la luna, de los cuales ninguno de ellos le llamaba la atención.

Serenity era muy feliz al lado de su madre pero sentía que algo le faltaba, su corazón se sentía incompleto y en sus ojos no veía el brillo que todos decían ver en ella.
Cada noche dos semanas antes de su cumpleaños numero quince, se veía al espejo esperando encontrar la razón de su profunda tristeza, una noche antes de su cumpleaños se sentó frente a su espejo, junto sus manos, agacho su cabeza y dijo.

-Zeus, Dios mayor, todos dicen que soy la reencarnación de la Diosa de la Luna, que en mi ven un brillo especial y reflejo de su felicidad futura, pero siento un vacío inexplicable y me siento incapaz de llevar el cargo que todos profesan, por favor padre Zeus ayúdame a encontrar mi felicidad… a llenar mi corazón.
Se retiró a su cama con sus lindos ojos bañados en lágrimas y cayo en un profundo sueño.

Había mucho silencio… todo era obscuro
-Donde estoy?... Hola!!!... – su voz resonó por el vacío
Serenity de repente vio a lo lejos un haz de luz muy diminuto que se movía, haciéndose lentamente cada vez más grande, el piso era suave… como si flotara en las nubes. El haz de luz se acercaba cada vez mas y a su paso dejaba al descubierto el paisaje que estaba oculto por la obscuridad, eran árboles enormes y muy frondosos, Serenity veía que la luz aceleraba su paso, pero no sentía miedo ni sorpresa, el haz estaba a pocos metros de distancia cuando se elevó y de las sombras emergió un caballo con un par de alas brillantes, la luz era un cuerno que tenia en la frente.
Serenity quedo pasmada al ver esa hermosa criatura, todo se aclaro a su alrededor, estaban en un bosque frondoso y enfrente de ellos había un lago, se podía respirar paz y tranquilidad de ese lugar tan puro.

Regresó la mirada hacia la criatura que tenía a un lado, su mirada era dulce y observaba a Serenity con ternura y respeto, Serenity se ruborizo al darse cuando y tartamudeando dijo:
- P… p… pe… pero… quien eres… tu?
- Yo vine a ayudarte princesa - Hizo una respetuosa reverencia, a lo que Serenity le sorprendió
- No no… pero… que tipo de ayuda?... de donde vienes?... como te llamas?...
- Lo siento princesa son demasiadas preguntas que en este momento no puedo contestarte, llegara el momento donde sepas las respuestas a todas tus preguntáoslo quiero que sepas que cuando me necesites estaré a tu lado por siempre solo necesitas llamarme
-Pero como?... donde?...
- Solo dime Pegaso y estaré a tu lado para protegerte.

Todo se desvaneció y al abrir los ojos sintió que cayó de golpe a su cama, bañada en sudor solo pudo pronunciar… Pegaso…


.... ¬¬ no copies.... ¬¬

0 lechuzas DA CLIC PARA COMENTAR:

Publicar un comentario

Gracias por tu maravilloso mensaje!